Que esperamos aprender en un curso de chocolates?

Bueno, esta sí que es una nota interesante.

Surgió por una alumna, Moni, quien algo sorprendida me muestra la publicación de un curso de chocolates, en el cual, la foto publicitaria mostraba un chocolate en mal estado.


Moni: Quien puede comprar un curso viendo esta foto? me pregunta.

Nati: Cualquier persona, el que no sabe, no puede juzgar aquello que ve en la foto.


Luego, mire otra: Curso personalizado, 15 personas, 3 horas, 8 productos?

Curioso, un año lo intenté, al menos por mi parte he vuelto a los 6 alumnos, y siempre 8 horas, a menos que sea una sola técnica.


El precio: esa siempre es la pregunta, pero sabe cual es la respuesta?

El valor es proporcional al conocimiento que va a obtener.


Hoy los cursos tienen más funciones que antes.

Antiguamente la educación, tenía un rol claro: enseñar y la del alumno era aprender.

Hoy hay personas que necesitan recrearse, justificar su tiempo, tomarse fotos con quienes brindan el curso, obtener un certificado, y a veces o de paso, apreder.


Esto da lugar a los nuevos profesores, quienes ya no tienen la responsabildad de enseñar, sino de mostrar lo que ellos saben o pueden hacer.

No asegura que el alumno comprenda lo visto, pero quien nos quita esos minutos mirando una demostración tan bonita.


A veces me pasa, que una alta exigencia, es aburrido como plan para quienes prefieren sentarse y mirar. Por lo que año a año, he bajado la carga horaria de los cursos, lo cual no es positivo.


Ahora voy a caer en un lugar común, INSTAGRAM! Sin dudas, interesante punto de encuentro. Hay quienes nacieron para ser instagramers, sus cuentas son una verdadera recreación visual, saben que esto, es toda una profesión y lo logran con creces.

Uno de mis preferidos: Andrey Dubovik.


Soy una convencida de que todo sirve y todo suma.

Como alumna y como docente, tengo muy claro que es lo mio y que no.


Uso color, pero no me encanta.

No me gusta mucho el arte en el chocolate, menos en la pastelería.

No podría destinar más presupuesto a la decoración que a los insumos.

Priorizo la materia prima, la técnica, y la trazabilidad.


Todos los cursos, aportan, siempre, sin dudas.


Cuando queremos comprender la actividad de ese agua libre en un relleno, formular rellenos, definir vida util, alimentación saludable, hacer costos o vender: debes enfocarte en una educación más tradicional con perfil mas industrial.

Mi recomendado: ZDS.

Me gustan otros también, melissa coppel tiene buenos cursos, completos.


Si lo tuyo es el color, moldería, técnicas más orientadas a las pastelería o a la hotelería, debes buscar un curso orientado a estos fines.

Aquí hay muchos, recomiéndenme ustedes, porque no tengo mi preferido.


Algo debe pasar sin lugar a dudas: cuando llegas a tu casa, debes lograr un producto similar a lo aprendido.

Si eso no se logra, no sirvió de mucho.


Si se animan, me cuentan sus experiencias.


148 vistas1 comentario

Taller de chocolate

Príncipe de gales 6440, la reina - Santiago de Chile.

Consultas :  56 9 44205155 - info@tallerdechocolate.com